Condiloma – VPH y verrugas genitales en el papiloma humano (HPV)

Los condilomas acuminados, más conocidos como verrugas genitales por VPH, son una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por el virus del papiloma humano (VPH). Las verrugas genitales por VPH pueden afectar tanto a mujeres como a hombres y pueden afectar tanto a la zona genital como a la bucal.

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son pequeños crecimientos en la piel que suelen tener el mismo color que los tejidos circundantes. Estas verrugas están causadas por algunos tipos del virus del papiloma humano: Los tipos 6 y 11 del VPH son responsables de alrededor del 90% de las verrugas genitales. Aunque rara vez se convierten en cáncer, siempre es mejor que las revise un profesional médico.

Signos y síntomas de las verrugas genitales y del VPH

El principal síntoma de las verrugas genitales del VPH tiene el aspecto de un bulto blando en la piel. A veces son muy pequeñas, otras veces son más pronunciadas con una parte superior en forma de coliflor. Tienen el mismo color que la piel circundante, pero a veces pueden ser ligeramente más oscuras. Pueden aparecer como una sola verruga o como un grupo de múltiples verrugas. El crecimiento puede ser difícil de detectar cuando son internas, como dentro de la vagina o el ano. Otros síntomas son:

  • Picor
  • Ardor
  • Sangrado
  • Malestar
  • Secreción de moco

Verrugas genitales en los hombres

En los hombres, el virus del papiloma humano puede afectar a las siguientes zonas:

  • Pene
  • Escroto
  • Perineo
  • El ano, tanto externa como internamente
  • Parte superior de los muslos
  • Ingle

Verrugas genitales en las mujeres

En las mujeres, el virus del papiloma humano puede afectar a las siguientes zonas

  • Genitales externos, fuera de la vagina
  • El interior de la vagina
  • El cuello uterino (la parte entre el canal vaginal y el útero)
  • El perineo
  • El ano, tanto externa como internamente
  • La ingle
  • La parte superior de los muslos

En casos raros, también pueden desarrollarse en la boca, los labios, la lengua o la garganta.

¿Qué causa las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son causadas por el VPH, normalmente a través de las relaciones sexuales. El sexo oral, anal y vaginal puede transmitir el virus por contacto directo con la piel, pero también el contacto con las manos o los fluidos de una pareja infectada puede causar la infección. La mayoría de las verrugas genitales están causadas por el VPH de tipo 6 y 11, pero también pueden deberse a otras cepas del virus; las diferentes manifestaciones cutáneas también pueden estar causadas por otras cepas del VPH.

¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano (VPH) es una infección vírica de transmisión sexual (ITS). Hay más de 200 tipos de VPH y alrededor de 50 de ellos pueden transmitirse a través de las relaciones sexuales, mientras que otros afectan a otras partes del cuerpo, como las manos y los pies: el 90% de las infecciones se resuelven sin tratamiento y no causan síntomas, y las diferentes cepas están relacionadas con diversas afecciones:

  • Los tipos 6 y 11 del VPH causan el 90% de las verrugas genitales.
  • Los tipos de VPH 1, 2, 3, 4, 27 y 57 causan verrugas cutáneas
  • Los VPH tipo 16 y 18 causan el 70% de los cánceres de cuello de útero y tienen un papel en el desarrollo de cánceres de garganta, boca, ano, recto, pene y vagina.
  • El VPH tipo 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 son otras cepas de alto riesgo del virus que pueden desarrollar cáncer genital.
  • Los VPH tipo 1, 5, 8, 9, 17, 20, 23, 38 están asociados al cáncer de piel no melanoma

El VPH es la ETS más común en Norteamérica, con más de 79 millones de estadounidenses infectados, y los CDC estiman que al menos el 50% de los hombres y mujeres sexualmente activos contraerán el VPH genital en algún momento de su vida. Una persona infectada sin signos ni síntomas puede transmitir la infección y los síntomas pueden aparecer años después de contraer la infección.

Eliminación y tratamiento de las verrugas genitales

Hay múltiples tratamientos disponibles para las verrugas genitales, pero a menudo se resuelven sin tratamiento durante meses o años en pacientes sanos. Para reducir las posibilidades de propagación de la infección, debe buscar tratamiento y abstenerse de las actividades sexuales o, al menos, mantener sólo relaciones sexuales con protección si el preservativo puede ofrecer protección contra el contacto piel con piel.

No intente utilizar los tratamientos de venta libre para las verrugas cutáneas para el tratamiento de las verrugas genitales; no están pensados para su uso en la zona genital. No hay pruebas que apoyen los remedios caseros para el tratamiento de las verrugas genitales.

Entre los tratamientos para las verrugas genitales se encuentran:

  • Imiquimod (Aldara, Zyclara), una crema que se aplica 3 veces por semana durante un máximo de 16 semanas.
  • Podofilina y podofilox (Condylox), una crema aplicada dos veces al día durante 3 días, seguida de un período de descanso de cuatro días, que se repite hasta 4 semanas.
  • Ácido tricloroacético, un ácido que quema la verruga y que se aplica una vez por semana durante 8-10 semanas.
  • Sinecatequinas (Veregen), una crema que se aplica 3 veces al día durante un máximo de 16 semanas.
  • Crioterapia, que consiste en congelar la verruga con nitrógeno líquido.
  • Escisión, lo que significa que el médico cortará la verruga con herramientas quirúrgicas.
  • Tratamiento con láser, que utiliza luz láser de alta energía para tratar la verruga.
  • Electrocauterización, que utiliza electricidad para quemar la verruga.

A veces, pueden ser necesarios varios tratamientos o una combinación de ellos.

Siga siempre las indicaciones de su médico tratante. Los medicamentos tienen efectos secundarios y pueden requerir precauciones especiales o estar pensados sólo para uso externo. Algunos tratamientos sólo son administrados por el propio médico.

Las verrugas genitales pueden tratarse pero no pueden curarse. Una vez que se eliminan las verrugas, se sigue estando infectado por el VPH, para el que no existe tratamiento. Las verrugas pueden volver a aparecer meses o años después, con una tasa de reaparición de alrededor del 20-30%. La infección por VPH también puede desaparecer del cuerpo sin tratamiento médico.

Prevención de las verrugas genitales

Hay varias formas de prevenir el VPH y las verrugas genitales.

Utilizar siempre preservativos cuando se mantienen relaciones sexuales puede reducir las posibilidades de contraer el VPH. Las zonas expuestas que no están cubiertas por el preservativo pueden seguir transmitiendo la infección o infectarse. También se aconseja utilizar un protector dental al practicar sexo oral para ayudar a prevenir la infección. El VPH puede transmitirse incluso si no hay verrugas genitales visibles y si la persona que lo porta es completamente asintomática. Además del contacto directo piel con piel y el sexo oral, compartir juguetes también puede transmitir la infección.

En el caso de las mujeres, los exámenes pélvicos regulares y la prueba de Papanicolaou o de detección del cuello uterino pueden ayudar a detectar tanto la infección como posibles cambios en las células que recubren el interior de la vagina.

Se han desarrollado vacunas para proteger contra los tipos 6 y 11 del VPH, que son la principal causa de las verrugas genitales, y contra los tipos 16 y 18 del VPH, que suponen un alto riesgo de cáncer. En la actualidad, la vacuna se administra a niños y niñas de 9 a 14 años, pero se recomienda a cualquier persona menor de 26 años.

Referencias

Share:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on vk
Share on tumblr
Share on mix
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp

Save time and energy

For doctors or clinics recommendation, more information on the topic of this article or a free quotation

Subscribe to the Newsletter