¿Qué causa el sonido crepitante en el oído? Disfunción de la trompa de Eustaquio y otros diagnósticos

Los ruidos crepitantes o de estallido en los oídos son un síntoma bastante común. Cuando los pacientes informan de sonidos crepitantes, éstos se describen como el sonido de Rice Krispies, a menudo sin ningún tipo de dolor o molestia. Hay muchas causas posibles del tinnitus, que es el término médico para cualquier sonido que provenga del interior del oído y que no tenga una fuente externa. El tinnitus puede sonar como un zumbido, un siseo, un crujido, un chasquido, un silbido o un rugido.

El tinnitus puede no ser nada preocupante como cuando:

  • Oyes un sonido retumbante al bostezar. Esto se debe a la contracción del músculo tensor del tímpano.
  • Oyes un sonido de estallido o silbido cuando hay un cambio rápido de altitud (por ejemplo, en el avión durante el despegue o el aterrizaje).

En este artículo, sin embargo, hablaré de lo que puede causar el tinnitus del tipo «rice krispies» y no del tipo de zumbido más difuso.

Disfunción de la trompa de Eustaquio

La trompa de Eustaquio es el estrecho canal que conecta el oído medio con la nasofaringe; permite drenar el líquido del oído medio e igualar la presión del aire dentro de los oídos a la del entorno.

A veces, debido a alergias, inflamaciones o infecciones, la trompa de Eustaquio puede hincharse y no permitir su correcto funcionamiento. Esto puede causar una sensación de plenitud en los oídos, algunos problemas de audición y, en algunos casos, el sonido crepitante debido a que el aire se abre paso a través del pasaje estrechado.

La disfunción de la trompa de Eustaquio se considera la causa más probable de la crepitación del oído.

Cerumen impactado (cera del oído)

El cerumen, comúnmente conocido como cera del oído, está compuesto por células muertas y secreciones de dos tipos diferentes de glándulas del interior del oído; su función es mantener el canal auditivo lubricado y limpio y también tiene algunas propiedades antimicrobianas. El cerumen se expulsa de forma natural del conducto auditivo a través de un mecanismo fisiológico ayudado por los movimientos de la mandíbula. En el 10% de los niños, el 5% de los adultos y casi el 60% de las personas mayores en residencias de ancianos, el cerumen queda impactado, es decir, provoca síntomas o causa una obstrucción del conducto auditivo. Esto puede deberse a un fallo del mecanismo de autolimpieza o a un cuidado inadecuado del oído (por ejemplo, los bastoncillos de algodón).

Si hay una obstrucción completa del canal auditivo, el cerumen impactado puede causar el sonido crepitante similar a la disfunción de la trompa de Eustaquio, cuando el aire encuentra lentamente su camino a través de la obstrucción.

Otitis media

La otitis media puede provocar una disfunción de la trompa de Eustaquio y, por ello, puede ser una causa de crepitación del oído. Cuando los síntomas de la otitis media persisten, debe acudir a su médico de cabecera, ya que puede aconsejarse un tratamiento con antibióticos.

Crepitación en el oído al masticar o mover la mandíbula: ATM

La articulación temporomandibular (ATM) es la articulación que conecta la mandíbula con el cráneo. Como cualquier otra articulación, puede causar algunos problemas y puede verse afectada por la degeneración del cartílago y la artritis. Cuando hay problemas con la ATM, los pacientes suelen decir que tienen dolor y chasquidos al mover la mandíbula, pero en algunos casos también puede haber algún crujido.

Otras posibles causas

Enfermedad de Meniere

Las personas que padecen el síndrome de Meniere experimentan ataques que duran de unos minutos a varias horas, caracterizados por vértigo, pérdida de audición y acúfenos. Aunque no es frecuente, el acúfeno también puede ser de tipo crepitante.

Crepitación postoperatoria

En algunos casos, las personas que se sometieron a cirugías como una mastoidectomía para la eliminación de un colesteatoma pueden escuchar sonidos crepitantes durante las primeras semanas después de la operación. Después de la curación de la cirugía, el sonido debería desaparecer.

Efectos secundarios de los medicamentos

Muchos medicamentos pueden afectar a la audición y provocar acúfenos, aunque rara vez son de tipo crepitante. Los medicamentos ototóxicos más comunes son los antibióticos, algunos tratamientos contra el cáncer, la quinina (tratamiento contra la malaria), la aspirina y los diuréticos.

Traumatismo craneal, barotraumatismo y traumatismo acústico

Los traumatismos craneoencefálicos, los traumatismos provocados por los cambios de presión atmosférica, como los que se producen al bucear o volar, y los traumatismos provocados por los ruidos fuertes pueden provocar acúfenos. Aunque se presenta principalmente como un zumbido con pérdida de audición, en algunos casos los pacientes también informan de crepitaciones en los oídos.

Tratamientos para el crepitar de los oídos

El tratamiento del crepitar de los oídos dependerá de la causa de este fenómeno. Siempre se aconseja acudir a su médico de cabecera para que le haga un examen físico y recoja toda la información necesaria para un diagnóstico fiable, como preguntarle por cualquier otro síntoma que pueda experimentar y por los medicamentos que haya tomado recientemente. En algunos casos, es posible que le remitan a un otorrinolaringólogo.

Cuando se piensa en remedios para los oídos o en la limpieza de los mismos, mucha gente piensa en Q-Tips (bastoncillos de algodón), velas para los oídos o gotas de aceite de oliva. Se ha demostrado que estos métodos son ineficaces y que pueden empeorar la situación y provocar efectos secundarios. Los sprays cerumenolíticos, que son aerosoles que contienen ingredientes que hacen que el cerumen sea más blando y fácil de eliminar, y la irrigación con una jeringa (¡sin aguja!) son mejores alternativas.

Si sufres una infección leve de las vías respiratorias superiores, como el resfriado común, el crepitar del oído desaparecerá una vez que la infección se cure. Puede preguntar a su médico de cabecera si los antiinflamatorios, descongestionantes nasales, esteroides u otros medicamentos pueden estar indicados en su caso concreto.

En algunos casos, la maniobra de Valsalva puede resolver el problema; para realizar la maniobra debe mantener la boca y las fosas nasales cerradas mientras intenta exhalar. Es la misma maniobra que puede haber realizado para igualar la presión dentro de los oídos cuando vuela en un avión (es decir, «destapar los oídos»).

¿Cuándo debe acudir a su médico?

Los crepitantes ocasionales o de corta duración pueden ser normales, pero en algunos casos se recomienda encarecidamente acudir a su médico de cabecera para que le realice un examen médico, por ejemplo, cuando:

  • Los síntomas duran semanas
  • Los síntomas comenzaron después de un traumatismo o una lesión
  • Además del crepitar del oído, también experimenta mareos, náuseas, fiebre, pérdida de audición u otros síntomas.
  • Hay secreción del canal auditivo que contiene sangre o tiene mal olor
Referencias

Share:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on vk
Share on tumblr
Share on mix
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp

Save time and energy

For doctors or clinics recommendation, more information on the topic of this article or a free quotation

Subscribe to the Newsletter