Vaginoplastia estética: estiramiento y rejuvenecimiento quirúrgico de la vagina

La vaginoplastia es un término amplio que puede utilizarse para indicar varios tipos diferentes de operaciones. Puede realizarse para tratar defectos o patologías como los prolapsos de órganos pélvicos, o como parte del proceso de transición de las mujeres transgénero, pero en este artículo hablaremos de la colporrafia estética o estrechamiento quirúrgico cosmético de la vagina. Se trata de un procedimiento común en la categoría de cirugías y tratamientos de la vagina de diseño y a veces se combina con una perineoplastia, el procedimiento que tensa los músculos perineales y la abertura vaginal, en cuyo caso la combinación de ambos se denomina colpoperineoplastia.

A lo largo de su vida, hasta el 76% de las mujeres experimentarán una disminución de la sensibilidad genital, descrita principalmente como una sensación de vagina ancha; esto puede deberse al proceso fisiológico de envejecimiento, al aumento y pérdida de peso, al embarazo y al parto. Por este motivo, ha aumentado la demanda de cirugías para aumentar la sensibilidad de los genitales femeninos, lo que puede suponer una mejora de la satisfacción sexual tanto para las pacientes como para sus parejas. Además, la vaginoplastia estética, al tensar los músculos, también puede aliviar la incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE), que es la pérdida de orina al toser, estornudar, reír o hacer ejercicio, pero esto puede requerir la realización de una perineoplastia al mismo tiempo, dependiendo del caso concreto.

La operación de vaginoplastia estética

La vaginoplastia estética puede realizarse tanto con anestesia local como con anestesia general, aunque la mayoría de las pacientes prefieren la opción de la anestesia general; al mismo tiempo, se suele realizar un bloqueo pudendo: es un tipo de anestesia local que utiliza lidocaína para bloquear las señales de los nervios pudendos que inervan la región pélvica, aliviando así el dolor durante 16-24h después de la cirugía. La cirugía dura de 1 a 2 horas y se pueden realizar otros procedimientos de diseño de la vagina al mismo tiempo. Existen diferentes técnicas quirúrgicas: vaginoplastia lateral, vaginoplastia anterior, vaginoplastia posterior y rejuvenecimiento vaginal con láser (LVR).

Dependiendo de las características, los síntomas y las expectativas de la paciente y tras una consulta y un examen minucioso, el cirujano aconsejará la mejor técnica; los conocimientos y la experiencia del cirujano también influirán en la elección.

Los diferentes procedimientos quirúrgicos proporcionan un resultado ligeramente diferente y tienen un perfil de riesgo ligeramente distinto.

En todas las técnicas quirúrgicas, se realiza una incisión en la mucosa vaginal y se disecan los tejidos para llegar a la fascia y los músculos subyacentes. Tras tensar los músculos y la fascia con suturas reabsorbibles, se reseca el exceso de mucosa vaginal y se suturan los bordes. Para las suturas superficiales se pueden utilizar suturas no reabsorbibles que habrá que retirar a los 8-14 días.

Rejuvenecimiento vaginal con láser (LVR)

El rejuvenecimiento vaginal con láser (LVR) es un término registrado por el Dr. Matlock, un ginecólogo de Beverly Hills, California, que en la década de 1990 comercializó el procedimiento de colpoperineoplastia con fines cosméticos realizado con una herramienta de corte láser. En este caso, láser no indica que sea una de las opciones no quirúrgicas para el rejuvenecimiento vaginal, sino que la herramienta utilizada para cortar es un láser que minimiza el sangrado. Dependiendo del cirujano, otras herramientas quirúrgicas que pueden utilizarse para cortar son el bisturí y las tijeras, el electrocauterio y los dispositivos de radiofrecuencia.

Recuperación de la vaginoplastia estética

La vaginoplastia estética puede realizarse de forma ambulatoria o puede requerir una estancia de 1 a 3 noches en el hospital, dependiendo de la cirugía.

Después de la intervención deberá descansar durante aproximadamente 1 semana antes de reanudar el trabajo y las actividades cotidianas; durante este tiempo habrá que lavar la zona suavemente con agua jabonosa y puede haber algo de dolor, pero se le recetará un analgésico y antibióticos para cubrirlo y prevenir infecciones.

Deberá abstenerse de realizar actividades como levantar algo pesado, hacer ejercicio intenso, montar en bicicleta, moto o caballo durante 4-8 semanas, así como evitar las relaciones sexuales con penetración durante unas 6 semanas. Tampoco debe colocarse tampones durante unas semanas, siga los consejos de su cirujano.

Contraindicaciones del estiramiento de la vagina

Existen algunas contraindicaciones para la vaginoplastia estética:

  • Futuro embarazo. Si está planeando quedarse embarazada en el futuro, la vaginoplastia puede no estar indicada para usted.
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo severa. Si quieres que esta cirugía solucione la incontinencia urinaria de esfuerzo severa, puede que no sea tu mejor opción: habla con tu ginecólogo.
  • Prolapso vaginal. Si sufres de prolapso vaginal o de órganos pélvicos, esta no es la cirugía adecuada para ti, habla con tu ginecólogo.
  • Si en la exploración física no hay soltura de la mucosa vaginal y hay buen tono muscular, puede que no necesites esta cirugía, o puedes consultar las opciones no invasivas para el rejuvenecimiento de la vagina.
  • Si tiene infecciones activas, debe tratarlas antes de someterse a la cirugía.

Riesgos y complicaciones del rejuvenecimiento quirúrgico de la vagina

Como cualquier otro procedimiento médico o quirúrgico, existen algunos riesgos al someterse a una vaginoplastia estética.

La cirugía provocará una cierta hinchazón de los tejidos durante un máximo de 4 semanas y, por este motivo, puede causar problemas para vaciar la vejiga; en este caso, se coloca una sonda durante unos días.

La sobrecorrección puede dar lugar a relaciones sexuales dolorosas y requerirá el uso de dilatadores.

Otros riesgos de esta cirugía son el riesgo de infección localizada, hemorragia postoperatoria, rotura de la herida, laxitud vaginal recurrente o disminución de la sensibilidad, dolor vaginal, cistotomía, proctotomía y fístulas.

La mayoría de las pacientes no experimentan complicaciones y están satisfechas con la cirugía; para reducir los riesgos, es importante elegir un cirujano cualificado con amplia experiencia en procedimientos de rejuvenecimiento de la vagina.

Precio de la vaginoplastia estética

El coste del rejuvenecimiento vaginal quirúrgico varía en función del cirujano y la clínica elegidos, del tipo de procedimiento de vaginoplastia que se realice (láser o tradicional, anterior, posterior, etc.), de las noches de estancia en el hospital y del país en el que se realice el tratamiento.

Por término medio, en Estados Unidos el precio de la vaginoplastia estética es de 7.500-9.500 USD

En Australia, el precio es de 10.400-12.000 AUD (7.350-8.500 USD).

En el Reino Unido, el precio de la vaginoplastia estética comienza en torno a las 6.000 GBP (7.850 USD).

En Tailandia, el precio medio de la cirugía estética de estrechamiento vaginal es de 38.000-116.000 THB (1.200-3.700 USD).

Referencias
  • Cosmetic Mucosal Vaginal Tightening (Lateral Colporrhaphy): Improving Sexual Sensitivity in Women with a Sensation of Wide Vagina.
    C Adamo, M Corvi – Plastic and Reconstructive Surgery Journal, Jun 2009
  • Aesthetic Vaginal Plastic Surgery.
    L Triana – Springer, 2020
  • The Unfavorable Result in Plastic Surgery – Avoidance and Treatment, 4th Edition
    MN Cohen, SR Thaller – Thieme, 2018
  • Female Cosmetic Genital Surgery – Concepts, Classification, and Techniques.
    C Hamori – Thieme, 2017
  • American Society of Plastic Surgeons (ASPS)

Share:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on vk
Share on tumblr
Share on mix
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp

Save time and energy

For doctors or clinics recommendation, more information on the topic of this article or a free quotation

Subscribe to the Newsletter